Por estas razones, Corte conceptuó favorablemente extradición de involucrados en homicidio de agente de la DEA

Ruth Marina Diaz Rueda

corte suprema colombia

La Corte Suprema de Justicia emitió concepto favorable para la extradición de siete ciudadanos colombianos solicitada por el Gobierno de EE UU en el proceso que adelanta la Corte del Distrito Este de Virginia por su presunta responsabilidad en el secuestro y homicidio del ciudadano norteamericano James Terry Watson, agente de la DEA.

La Sala Penal aclaró que en este caso se aplica la Convención sobre la Prevención y el Castigo de Delitos contra Personas Internacionalmente Protegidas, aprobada mediante la Ley 169 de 1994 y declarada exequible por la Sentencia C-369 de 1995, ya que Watson tenía estatus diplomático y de persona internacionalmente protegida.

Incluso, encontró que en una nota diplomática del 2010, la Embajada de EE UU en Bogotá le notificó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia que Watson había sido nombrado como agregado auxiliar para la misión de EE UU en Colombia, a la cual el Ministerio respondió confiriéndole estatus diplomático.

El alto tribunal reconoció que Watson, como agente diplomático, tenía derecho a obtener protección, como se estipula en el artículo 28 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Con estos argumentos, precisó que los delitos deben considerarse cometidos no solamente en el lugar donde se desarrollaron materialmente (Colombia), sino también en el territorio de los EE UU.

Según el concepto, “puede decirse que la muerte de un agente de la D.E.A., no solo pone en riesgo la continuidad del programa de colaboración mutua entre EE UU y Colombia por la lucha contra el narcotráfico, sino que también afecta la agenda política de ese país, por los traumatismos que genera el reemplazo del agente especial y los costos que ello demanda”.

Finalmente, advirtió que la pena de cadena perpetua está prohibida en Colombia (artículo 34 de la Constitución Política), por lo que le corresponde al Gobierno Nacional, en caso de que conceda la entrega requerida, condicionar la extradición a la conmutación de la misma y velar por que no sean sometidos a tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Estas condiciones son imperiosas, pues la extradición de un ciudadano colombiano por nacimiento, cualquiera que sea el delito que dio lugar a su entrega a un país extranjero, no implica que pierda su nacionalidad ni los derechos conferidos por tal calidad, agregó.

(Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, Concepto, 42115-42116-42117-42118-42119-42120-42121, abr. 2/14)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s